La historia

jueves, junio 19

Diana es una joven antropóloga heredera de una vieja casa de Monserrat, en el casco histórico de Buenos Aires que luego de adentrarse en los misterios de una de las construcciones más viejas de la ciudad, descubre la existencia de un pequeño cuarto, tapiado, en el que encontrará variados objetos y cientos de hojas dispersas por el suelo. En ellas podrá leer los fragmentos que irán poco a poco revelándole el origen de un insólito hallazgo. Deberá remontarse casi 200 años atrás para comprender la historia de Valeria y Joaquín, y a través de ese vínculo, la suerte que corrieron los negros de Buenos Aires, que llegaron a ser más del 30 por ciento de la población y que hoy, según la historia oficial, han desaparecido.


Joaquín, un negro liberto, hijo de esclava, y Valeria, blanca, rica, hija de los amos, nacen el mismo día de 1820, en la misma casa. Muy a pesar del entorno, compartirán muchas cosas más que la fecha de nacimiento. Desde la teta de Angelita, la madre de Joaquín, que amamantará a ambos, hasta el aterrador febrero de 1871 en el que Buenos Aires se vio azotada por la epidemia de fiebre amarilla. Durante todos esos años, jamás dejarán de buscarse a tientas, sin saber cuál era el nombre de la relación que pudiera unirlos. En el medio de la pampa amarilla y desértica, Valeria estará en manos de Joaquín ante el ataque de una jauría de perros cimarrones y pocas horas más tarde, será Joaquín el que esté en manos de Valeria a la hora de pagar las consecuencias. Juntos descubrirán el pantanoso suelo de Buenos Aires, el perezoso río, y también sus cuerpos. Juntos descubrirán las utilidades e inutilidades de las letras, el rigor del frío y de la guerra y los mandatos del amor y el desamor.

Diana, con las múltiples sorpresas que le deparará la exploración de su casa y de su alma, irá reconstruyendo la oscura historia de sus antepasados. Así, todas y cada una de las afirmaciones que justifican tanto la desaparición de los negros de la escena demográfica argentina como la supuesta benignidad de la esclavitud en el Río de la Plata irán revelándose como falsas o parciales.

Cuando la historia oficial tiene demasiadas razones para ocultar y para mentir, la ficción se erige como el último reducto del cual pueda surgir un puñado de verdades.

5 comentarios:

Fernando Tort dijo...

Hola Miguel, felicitaciones por la merecida publicación. El abstract está bueno, me hizo acordar una interesante novela que leí hace poco, Los Guachos, cuya primera parte es la historia de un indio quilmes con una huinca. El adelanto también me interesó, mucha acción mezclada con mucha poesía. Lo que no te perdono es que no la hayas compartido en el taller. Jajaja

Miguel dijo...

Gracias Fer.

Anónimo dijo...

Lo lei y esta muy bueno. Hay una segunda parte????

nelida dijo...

Esta novela debería salir a la pantalla grande. Tiene un gran futuro!

Camila de L. dijo...

Buenisima idea la de la pantalla grande!

Besos muchos

Publicar un comentario